Deborah Marín, el corazón y la mente detrás de Oyedeb.com,  lugar indicado para aprender a emprender a tu medida. Su boletín es una mezcla de motivación, historias personales y consejos de emprendimiento (¡tiene más de 11 500 lectoras!). Su estilo es único y su dedicación admirable. Desde siempre la quise entrevistar y su mini-curso gratuito es el pretexto perfecto.

1. ¿Cuándo y cómo iniciaste con Oye Deb?

Oye Deb nació en septiembre de 2012 después de un periodo de 5 años en que emprendí 3 empresas diferentes (que funcionaban bien pero no terminaban de ser lo que yo quería que fueran y no me daban la libertad que yo necesitaba) y en el que estuve haciendo mucha investigación propia para poder encontrar un proyecto que fuera realmente lo que yo necesitaba. Como llevaba ya varios años escribiendo en otro blog, simplemente anuncié el cambio y traté de redirigir a mis lectoras de un sitio a otro. Y aunque el tema era diferente, muchas me siguieron, con lo que Oye Deb arrancó ya con una buena base de lectoras y me permitió poder vender el producto online con el que me estrené, la Guía para Tu Empresa Handmade, desde el primer día.

2. ¿Por qué empezaste con Oye Deb?

Por muchos motivos. Para empezar, quería un proyecto que no me obligase en ningún momento a tener una agenda estructurada o prevista, que no me forzase a tener que trabajar fuera de casa o con gente si yo no quería, que no necesitase nada más que un ordenador y conexión a internet y mi cerebro (sin proveedores, sin grandes estructuras). Por otro lado quería que la tarea más importante para mí en este nuevo proyecto fuera la escritura y la comunicación de mis ideas, ya que lo que más me gusta es pensar y luego escribir lo que pienso. Por último, quería que fuera algo que ayudase a quien me leyera a conseguir algo, que inspirase a tomar acción y que pudiera usarse como trampolín. Por eso finalmente me decidí a escribir sobre lo que más me interesaba a mí personalmente: la línea que separa la vida y el trabajo cuando eres tu propia jefa y la forma en que una, sea como sea, puede encontrar un proyecto a su medida, y por tanto, emprender a su medida, y adaptar su trabajo a su vida en lugar de hacerlo al revés.

3. ¿Tu blog fue un éxito instánteo ó fue algo que tuvo que madurar?

Oye Deb podríamos decir que fue un éxito instantáneo, pero solamente porque llevaba muchísimos años ya escribiendo mi otro blog y cultivando allí la relación y la confianza con mis lectoras. Sin ese trabajo previo, día tras día, tantos años, habría sido muy diferente hacer crecer Oye Deb y habría empezado como empezamos todas, con dos lectores al día y mucho eco al lanzar nuestro mensaje. Pero no pasa nada, así es el crecimiento natural y así debe de ser. El éxito instantáneo es muy raro.

4. ¿Vives de tu blog ó tienes que combinarlo con otro trabajo para poder vivir?

Sí, vivo de Oye Deb desde el primer día. De hecho, no solo yo, sino toda mi familia, porque Arieh, mi pareja, también trabaja conmigo.

5. Desde que te empecé a seguir he notado que siempre estás muy enfocada y dedicada. Parece que nada te distrae en el camino del crecimiento y que tienes muy definido a donde quieres llegar con oyedeb. ¿Así es tras bambalinas? 

Pues realmente no tengo ninguna meta concreta, no sé a dónde quiero llegar en absoluto. Pero no me preocupa, de hecho, no tengo intención de saber a dónde quiero llegar. Me gusta la magia y los caminos que se van abriendo mientras avanzo. Quizás lo que notes es que me preocupo mucho de ser clara, coherente, profesional y muy muy rigurosa con mi trabajo, y a lo mejor ese rigor es lo que da la impresión de que tengo una meta a donde llegar, pero no, la idea de lo que quiero que sea Oye Deb los próximos años no existe. No sé lo que haré más allá de este año (e incluso estos planes sé que cambiarán a medida que vayan avanzando los meses y me surjan ideas nuevas). De lo único que me preocupo es de hacer el máximo de bien las cosas que hago y de hacerlas porque realmente quiero y no porque es lo que toca o lo que me convendría. Me muevo por instinto más que por objetivos.

6.¿Nos compartas tu secreto detrás tu dedicación & enfoque?

Igual el secreto está en tratar de no abarcar más de lo que puedo apretar, de acometer un proyecto tras otro y no todos a la vez, de organizar mis prioridades a la hora de trabajar y sobre todo de elegir bien qué hago y qué no hago. Y no sentirme mal por rechazar cosas o dejarlas a un lado de momento. Sé que lo que tiene que salir, sale tarde o temprano, y lo que no tenía que salir se acaba diluyendo en el tiempo.

También creo que es importante centrarse en un tema concreto. A muchas nos apasionan mil cosas distintas y tratamos de hacer proyectos donde quepan todas, pero eso acaba confundiendo al público y no da una idea de ti como profesional muy determinada. Yo, como explico en este vídeo de mi training gratuito, soy de personalidad pluma, lo que significa que no me gusta profundizar muchísimo en las cosas y pierdo el interés rápido, pero pese a ello he elegido centrarme en un tema y cambiar la perspectiva para en lugar de verlo como una “condena” verlo como la posibilidad de explorarlo de formas muy diferentes. Creo que elegir tema te hace mucho más fácil concentrarte y no dispersarte, y a los demás también les hace mucho más fácil colocarte una etiqueta (y eso profesionalmente es interesante).

El día que me canse de explorar el tema del emprender a medida y de la vida y el trabajo le daré la vuelta y empezaré a hablar de otra cosa, pero mientras tanto, habré cosechado mis frutos con esto.

7. ¿Cuál es el mejor consejo que has recibido acerca de tu proyecto en línea?

Que le dé más importancia al dinero, que haga números para entender también la realidad económica de mi proyecto y que no tenga miedo de cobrar lo que vale lo que estoy aportando.

8. ¿Cuál es el peor consejo que has recibido acerca de tu proyecto en línea?

Que le dé más importancia al dinero, que tenga muchos más productos a la venta, que haga cursos que sean lo que la gente pide y lo que está de moda, que no sea tonta y que me suba al carro, que pague a alguien para que escriba por mí y así yo pueda dedicarme a “la empresa”… En fin, es el mismo consejo dicho en una frase pero que según cómo se tome y cómo se amplíe su explicación puede ser el mejor o el peor de tu vida.

9. ¿Qué consejos darías a alguien que a penas está por comenzar un proyecto virtual?

Que antes de empezar nada piense en ella misma. Que analice quién es, cómo es, qué quiere, por qué quiere lo que quiere, qué valores tiene, qué espera conseguir con él… En fin, que se investigue y estudie muy bien el proyecto antes de lanzarlo. No solo el proyecto por sí mismo, sino la forma en que el proyecto enlaza con ella y con la vida que querría vivir. Si mis primeros proyectos funcionaban en general pero no funcionaban en mi vida era porque no me había planteado cómo encajaban con quién era yo y lo que deseaba. Esto es lo que enseño a hacer en El Ideatorio, que es un laboratorio de ideas que se cursa en 21 días y que está destinado a ayudarte a encontrar tu propia fórmula para emprender.

10. Tienes un mini-curso gratuito disponible temporalmente, ¿de qué se trata y dónde podemos tomarlo?

El training es un previo al curso que se puede tomar de forma gratuita, son 4 vídeos en los que trato de explicar un poco por qué puede ser que todavía no hayamos dado con esa idea perfecta para nosotras o no hayamos entendido qué queremos hacer con nuestra vida. Solo van a estar disponibles esta semana, hasta que cierren las inscripciones a El Ideatorio, este próximo viernes día 6 de marzo.

Haz clic aquí para suscribirte a los videos de Justine.